Buscar este blog

domingo, 10 de febrero de 2008

Cerrado

12 comentarios:

Genín dijo...

Pues que cargues baterias y vuelvas tonificado y como una rosa!!!
Salud, Genín

Jake dijo...

haahahahahaa
justo que yo abro por regreso.
:)

Angie Sandino dijo...

A descansar y a divertirse amigo mío!
Aqui se le espera a su retorno!

Silvia dijo...

Un besito y espero saber de ti cuando estes muy cerca :)

A k e l a dijo...

Ayyyyy hoy viajas!! Que tengas una feliz estadía en mi Argentina querida!
Un abrazo muy grande amiguito.

Chela dijo...

¡Pásalo bien!. Ahora te toca a tí descansar en los festejos y que otros los organicen para ti.¡Merecido descanso!.
No dejes de visitarme a la vuelta.

Un saludo.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Gracias por las castañaaaaaaaaassssssssssss!!!
:)

FlOr dijo...

Unos vienen y otros van, lo que hace màs bello el coincidir!! Disfruta este tiempo!!

Anónimo dijo...

La verdad radical es la coexistencia de mí con el mundo.

Palita dijo...

Qué lindo día pasamos ayer en el delta del Tigre!!!!!!!!!!!
Me alegra mucho haberte conocido así, EN PERSONA!!!!!

Te quiero mucho!
Palita y el resto de la tribu

Gracias por visitarnos!!!!

Carmen dijo...

Imagino una vuelta por Misiones y las Cataratas, quizas? que pena si no lo haces. un abrazo

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Pero yo tengo un regalo mejor para t�. Es un anillo para que lo uses. Centellea con una luz especial y nadie puede quit�rtelo; no se lo puede destruir. Eres la �nica en el mundo entero que puede ver el anillo que hoy te entrego, tal como yo fui el �nico que pude verlo cuando era m�o.
Tu anillo te otorga un nuevo poder. Us�ndolo puedes elevarte en las alas de todas las aves que vuelan... Puedes ver a trav�s de sus dorados ojos, puedes tocar el viento que sopla por entre sus aterciopeladas alas, puedes conocer el j�bilo de llegar muy alto sobre el mundo y todas sus preocupaciones. Puedes permanecer cuanto quieras en el cielo, despu�s de la noche, durante la salida del sol, y cuando tengas ganas de bajar otra vez tus preguntas tendr�n respuestas y tus angustias habr�n desaparecido.
Como cualquier cosa que no se puede tocar con las manos ni ver con los ojos, tu regalo se torna m�s poderoso a medida que lo usas. Al principio podr�s usarlo solamente cuando est�s en el aire libre, observando al p�jaro con el que vuelas. Pero m�s tarde, si lo usas bien, funcionar� con aves a las que no puedes ver, y al final comprobar�s que no necesitas anillo ni p�jaro para volar sola sobre el silencio de las nubes.