Buscar este blog

viernes, 23 de febrero de 2007

Poblados (VII)























Poblados y casas

El poblado típico indígena del norte de la península era el llamado “castro”, una ciudad o aldea fortificada que se asienta sobre un alto, el recinto amurallado tiene planta circular o elíptica y las casas del interior son muy pobres.

Dentro de estos poblados los hay de dos tipos, el castro clásico, de grandes dimensiones y el pequeño, como si fuera solo una atalaya sobre un pequeño monte de aspecto cónico. Hay que distinguir así mismo el “oppidum” o población fortificada, de grandes dimensiones y que podía dar cabida a toda una tribu o más gente en circunstancias especiales; el “castellum” o poblado normal que podía dar cobijo a un clan, y, la “atalaya” o “croa”, de carácter militar y que servía de refugio en caso de guerra.
En el norte de Cantabria los castros son de dimensiones reducidas ya que lo abrupto del paisaje y los abundantes bosques servían de refugio y como defensa natural, mientras que en las zonas de la meseta se hacían necesarias grandes fortificaciones. Es éste el motivo de que en Cantabria no hubiese muchos castros.

Se han encontrado algunos restos de castros de los llamados OPPIDA en :

Alar del Rey, llamado Peña Amaya
Valoria, llamado Monte Cildá
Quintanilla de las Torres, llamado Monte Bernorio,
Mataporquera : Santa Marina,
Naveda : Castrejón,
Cañeda,
Aradillos,
Retortillo.

Algunos de estos OPPIDA tenían unas dimensiones de más de 150 metros en su eje mayor, con un muro de piedra de más de 2 metros de grosor, muralla doble, vallados, fosos,... Del tipo CASTELLUM se han encontrado en :

Cervatos, llamado Villaescusa,
Celada de Marlantes : Las Rabas
Fontibre
La Población de Yuso
En la parte baja de Cantabria:

Pico Castillo en Solares
Pico de Vizmaya en Hoznayo
Montehano en Santoña
San Miguel de Aras y Peña Castillo en Santander
Monte Castillo en Puente Viesgo
La Montaña, cerca de Torrelavega,
Peñas Negras en Camargo,
Mogro y La Masera en Cortiguera,
Castillo Vispieres en Santillana del Mar
Peña Castillo en Comillas,
Jana (este ya en Unquera)
Cuera en Colombres

Las viviendas en los castros eran cabañas de planta circular, las paredes elevadas y de piedra con la techumbre de paja y ramajes. Un pilar central sostenía el techo. Junto a los muros de las casas había bancos corridos.

5 comentarios:

oriana dijo...

Todo un trabajo construirlo, no?...aunque si ellos vieran las edificaciones de ahora se quedarían boquiabiertos!
Gracias por la reseña.
Besouss!

oriana dijo...

Lo de las piedras me hizo acordar de un libro que estoy leyendo: La catedral del mar, de Ildefonso Falcones.
Los bastaixos construyeron con enormes piedras la Catedral de Santa María del Mar, me quedé sin palabras cuando leí todo el esfuerzo que hicieron...y pensar que ahora sólo es cuestión de unas máquinas de construcción.
Te recomiendo el libro!

xtco dijo...

oriana: era otro concepto de la vida como ves ... a mi lo que me tiene desde hace años perplejo son las grandes construcciones sin ningún tipo de grua como lo entendemos hoy... pirámides (egipto, mexico,...) alucinante.
bxcx

Ferípula dijo...

No veo ventanas...le quitarían fuerza a la estructura, no?

Sigo pensando en Francia y los comics de Asterix... Tenías castros entonces.
Castro es latín, castillo, viene de "construcción"?

xtco dijo...

feri: llaman castro a un "poblado" protegido de alguna manera con algún tipo de muralla, pequeña.
bxcx